Usando los códigos de los sistemas de certificación

Muchos de los principales productos de la madera están certificados independientemente como productos que cumplen ciertas normas de calidad, sostenibilidad o salud y seguridad nacionales, regionales o internacionales. Algunos ejemplos incluyen la marca «CE» para los proveedores a Europa, la certificación «CARB» para los proveedores a EE. UU., la certificación «JAS» para los proveedores a Japón y la certificación de sostenibilidad del FSC. A cada proveedor se le asigna un código único cuando recibe la certificación conforme a uno de estos sistemas. Cuando la identidad de un proveedor no se incluye en las marcas de la madera, el embalaje, la documentación pertinente ni las bases de datos de envíos, es común que, sin embargo, se muestre uno de estos códigos. Un código como este puede posteriormente contrastarse con las listas de los proveedores certificados, que están disponibles al público o pueden obtenerse de las empresas de certificación, y usarse para identificar indirectamente a la empresa proveedora. En 2007, por ejemplo, Greenpeace usó este método para ayudar a relacionar madera contrachapada tropical que se vendía en los Países Bajos con fabricantes chinos específicos que supuestamente usaban madera ilegal de Papúa Nueva Guinea[1].

[1] GREENPEACE INTERNATIONAL. Partners in Crime: How Dutch timber traders break their promises, trade illegal timber and fuel destruction of the paradise forests, Crime file, abril de 2007. http://www.greenpeace.nl/Global/nederland/report/2010/6/partners-in-crime-how-dutch.pdf (en inglés).