Tecnologías para identificar especies y origen geográfico

Tecnologías para identificar especies

Anatomía de la madera: este método relativamente simple conlleva analizar un corte transversal de la superficie de un producto de madera sólido usando una lente portátil o un microscopio. El patrón de las células y poros se puede comparar con información de referencia para determinar el género o la especie. Este método tiene limitaciones considerables. La precisión de la valoración que puede hacerse depende del nivel de variación entre especies y de la disponibilidad de imágenes de referencia. Además, puede ser costoso, dado que generalmente exige una gran dedicación de tiempo por parte de anatomistas de madera altamente cualificados. Se han diseñado sistemas portátiles automatizados que pueden usar personas no expertas en este campo, pero están en sus primeras etapas de desarrollo y, de momento, solo pueden usarse para un conjunto pequeño de especies de madera. Además, la anatomía de la madera solo puede usarse para productos de madera sólidos.

Análisis de la fibra: este método, que puede usarse para productos de papel y pulpa, consiste en analizar fibras de madera individuales bajo un microscopio. Si bien rara vez es posible distinguir tanto como la especie usando el análisis de las fibras, este método puede usarse para determinar si una muestra que se dice que solo está compuesta por madera cultivada en una plantación en realidad contiene madera de bosques tropicales naturales[1].

Análisis del ADN: teóricamente, este es el método más fiable para identificar una especie, aunque también es más costoso que la anatomía de la madera. Además, depende de que haya información de referencia que esté completa (y ahora no lo está) y de que pueda extraerse ADN útil de un producto.

Espectrometría: esta tecnología, posiblemente más barata y fácil de usar que la anatomía de la madera o el ADN, sirve para identificar las especies basándose en cómo reflejan y absorben diferentes longitudes de onda de la luz. Sin embargo, las bases de datos de referencia para esta metodología están todavía menos desarrolladas que las de otros métodos.

Tecnologías para identificar el origen geográfico

Análisis del ADN: en teoría, también puede usarse para delimitar el origen geográfico de una muestra de una especie de madera concreta, basándose en las variaciones naturales del ADN de individuos de una especie concreta en su área geográfica.

Análisis de isótopos estables: para este método se usa la variación natural del porcentaje de diferentes versiones de elementos atómicos como el carbono en muestras de madera individuales, el cual varía según el terreno en el que crecen los árboles.

Ambos métodos tienen un gran potencial, pero su ámbito de aplicación es limitado, de momento, por la falta de bases de datos de referencia fiables de muestras de orígenes geográficos conocidos. Incluso cuando existen estas bases de datos de referencia, es posible que no tengan la resolución necesaria para poder determinar información del origen geográfico lo suficientemente detallada como para que sea útil para establecer la legalidad o la ilegalidad de la madera. El único ejemplo que existe hasta la fecha del uso de estas bases de datos para demostrar la legalidad es el uso de los isótopos para determinar si unas muestras de roble procedían del Lejano Oriente de la Federación de Rusia o de las zonas limítrofes de China[2].

También se han elaborado bases de datos del ADN y los isótopos de las especies de madera tropical más comercializadas del África Central y Occidental, pero parece ser que su resolución solo es suficiente para, en el mejor de los casos, determinar el país de origen[3]. También se han elaborado bases de datos de calidad suficiente para demostrar el país de origen de algunas otras de las principales especies de madera tropical procedentes de Asia y Latinoamérica, entre ellas el merbau[4], la teca y la caoba[5]. Si el ADN o los isótopos pueden usarse para determinar de forma fiable el origen geográfico con más precisión, como el de un distrito o una concesión de tala concretos, sigue siendo una incógnita. Los intentos de probar la posibilidad de usar estas bases de datos para determinar la concesión de origen del merbau en Indonesia[6] y del iroko y el sapeli en Camerún[7] dieron un motivo para albergar esperanzas, a pesar de que el nivel de fiabilidad obtenido (cerca del 70 %) no sea suficiente para un procesamiento y de que no esté claro si el nivel de muestreo necesario para alcanzar un nivel de fiabilidad más significativo sea factible.

En el momento de redactar este texto, los costos en la UE de identificar la especie de una muestra de madera sólida usando la anatomía de la madera eran de aproximadamente 100-200 dólares (US$) por muestra, mientras que los del análisis del ADN eran de unos 300-700 dólares (US$) por muestra[8]. Los análisis isotópicos para verificar el origen también costaban alrededor de 200-500 dólares (US$) por muestra. La obtención de resultados puede llevar entre unos días y varias semanas dependiendo de diversos factores[9]. En este sitio web pueden obtenerse los datos de contacto de agencias que pueden realizar este tipo de pruebas. Allí se publicarán también las noticias de futuros avances de estas tecnologías.

[1] GRANT, A.; NOGUERON, R. y HANSON, C. Q&A Fiber Testing-Paper and The Lacey Act. Blog del Instituto de Recursos Mundiales, 2011. http://www.wri.org/blog/2011/01/qa-fiber-testing-paper-and-lacey-act (en inglés).

[2] EIA. Liquidating the Forests: Hardwood Flooring, Organized Crime, and the World’s Last Siberian Tigers, 2013. http://eia-global.org/images/uploads/EIA_Liquidating_Report__Edits_1.pdf (en inglés).

[3] DEGEN, B. y BOUDA, H. Verifying timber in Africa. Actualidad Forestal Tropical 24/1 de la OIMT, 2015.

[4] DOUBLE HELIX. The State of DNA Technology for Trees and Wood Products, 2011. http://www.illegal-logging.info/sites/default/files/uploads/DoubleHelixAppliedGeneticsForForestsReport072011.pdf (en inglés).

[5] VON SCHELIHA, S. y ZAHNEN, J. Genetic and Isotopic Fingerprinting Methods – Practical Tools to Verify the Declared Origin of Wood. Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, 2010, pág. 8. http://www.wwf.de/fileadmin/fm-wwf/Publikationen-PDF/Fingerprinting_conf_rep_EN.pdf (en inglés).

[6] DOUBLE HELIX. The State of DNA Technology for Trees and Wood Products, 2011. http://www.illegal-logging.info/sites/default/files/uploads/DoubleHelixAppliedGeneticsForForestsReport072011.pdf (en inglés).

[7] VON SCHELIHA, S. y ZAHNEN, J. Genetic and Isotopic Fingerprinting Methods – Practical Tools to Verify the Declared Origin of Wood. Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, 2010, pág. 6. http://www.wwf.de/fileadmin/fm-wwf/Publikationen-PDF/Fingerprinting_conf_rep_EN.pdf (en inglés).

[8] Cifras basadas en los costos citados por el Thünen Institute en su sitio web a fecha de marzo de 2016.

[9] DEGEN, B. y BOUDA, H. Verifying timber in Africa. Actualidad Forestal Tropical 24/1 de la OIMT, 2015.