Fuentes de información en línea

Incluso cuando se trata de países opacos, en Internet hay una gran cantidad de datos disponibles. Un uso relativamente simple de los buscadores puede dar acceso a permisos e información básica de empresas y ayudar a identificar rutas de mercado. Sin embargo, para garantizar que se han agotado todas las vías posibles deben aplicarse buenas prácticas sobre dónde mirar y cómo buscar.

En las ocasiones en las que las búsquedas producen una gran cantidad de resultados de posible interés, es fundamental hacer un uso inteligente de los términos de búsqueda para centrarse en la información importante. Las búsquedas pueden limitarse solo a los resultados del sitio web del organismo gubernamental competente, por ejemplo, o solo a los resultados que contengan ciertos tipos de archivos de interés, como archivos Excel o PDF. También pueden formularse las búsquedas de tal modo que solo se muestren los resultados que contengan tanto el nombre de una empresa en concreto como el de un tipo de permiso específico. La mayoría de los buscadores cuenta con formularios de búsqueda avanzada, pero generalmente también puede limitarse las búsquedas usando texto adicional en el cuadro de búsqueda normal (por ejemplo, añadiendo «site:[nombre del dominio]» para limitar los resultados a los de ese dominio).

Es importante tener en cuenta que los motores de búsqueda son herramientas imperfectas. Es posible que uno de ellos encuentre cierta información y otro no lo haga, así que puede merecer la pena usar varios. También puede haber información en línea que no pueda capturar ningún buscador. Este contenido oculto incluye la información accesible únicamente a través del formulario de búsqueda de sitios web pertinentes (como información para los miembros de sistemas de certificación como el FSC en su sitio web o bases de datos de antiguos artículos en los sitios web de los periódicos), información solo disponible bajo suscripción (como las bases de datos gubernamentales oficiales de registros financieros y de propiedad de empresas) y archivos de antiguas páginas web. También cabe recordar que la información que se obtiene en línea puede no ser fiable o no estar actualizada.

Aunque las fuentes principales de información sobre permisos o empresas suelan ser los sitios web de gobiernos, empresas, ONG y sistemas de certificación, hay otras fuentes en línea que pueden ser igual de valiosas o más cuando se trata de otros tipos de información pertinente. Por ejemplo, si hay empresas de interés que las usan, plataformas comerciales como Alibaba.com pueden ser una fuente indispensable de información. Cuando la investigación se centra en una zona o una especie en particular, también pueden usarse para identificar objetivos. Pueden presentar pistas que lleven a investigaciones encubiertas del comercio [véase el apartado 9]. También pueden obtenerse datos de las redes sociales. Aunque estos datos pueden corresponder a empresas, lo más común es que correspondan a personas individuales. Facebook y LinkedIn, en particular, pueden ser herramientas inestimables para determinar conexiones entre distintas personas. Partiendo de ahí puede generalizarse y determinarse así conexiones entre empresas, vínculos comerciales e incluso casos de corrupción.