9. Investigación del transporte, el procesamiento y la comercialización

El rastro documental

Durante el traslado desde el punto de aprovechamiento hasta el punto de exportación, la madera debe ir acompañada de documentos que atestigüen su origen. El alcance y la complejidad de este sistema oficial de «cadena de custodia» varía de un país a otro. En Brasil, por ejemplo, existe una base de datos electrónica de «créditos» que van pasándose de los productores al resto de los participantes a lo largo de la cadena de suministro. En otros países, el sistema existe predominantemente en forma de documentos impresos y no siempre incluye el procesamiento secundario. El análisis de estos datos puede proporcionar pruebas de infracciones en algún punto de la cadena de suministro y puede permitir relacionar madera aprovechada ilegalmente con la exportación.

En Brasil, por ejemplo, Greenpeace pudo identificar aserraderos que habían adquirido madera cubierta por créditos en zonas en las que se habían descubierto infracciones. A partir de los aserraderos, pudieron identificar las empresas que habían vendido la madera a los mercados de exportación [véase el Estudio de caso 8].

En Indonesia, la conexión entre la madera aprovechada y los aserraderos la proporcionan los planes para las materias primas que formulan los aserraderos. En estos planes se registra anualmente el origen de los troncos que prevén usar las empresas de procesamiento a lo largo del año entrante y, retrospectivamente, justifican la base de suministro del año anterior. Las empresas se identifican con su nombre y entre ellas puede haber concesiones en las que se hayan identificado infracciones operativas u otras formas de tala ilegal. Desde el aserradero debería ser posible rastrear la madera hasta el mercado por diversos métodos, como las reuniones encubiertas o el trabajo en orden inverso a partir del mercado [véanse los siguientes apartados]. El acceso a estos datos debería haber mejorado considerablemente gracias al caso que ganó la ONG Forest Watch Indonesia contra el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques, conforme a la Ley de Divulgación de la Información Pública de Indonesia [véase el Recurso: libertad de información].

Los Permisos de Exportación CITES, cuando están disponibles para su consulta, son otra fuente de información útil, ya que son los que se otorgan a los exportadores. En un ejemplo en Perú, se contrastaron Permisos de Exportación CITES con informes oficiales del Gobierno sobre la ejecución de la legislación y esto permitió identificar más de 100 exportaciones relacionadas con bosques en los que se habían llevado a cabo actividades ilegales de gravedad [véase el Estudio de caso 6].

El potencial de reproducir este tipo de investigaciones dependerá de la disponibilidad de diferentes series de datos, su accesibilidad y su fiabilidad. Las investigaciones llevadas a cabo en Brasil y Perú demuestran que, si los datos están disponibles, es posible vincular complejas actividades ilegales del punto de origen, blanqueos y cadenas de suministro opacas hasta el punto de exportación.

Trabajo de campo de observación

En aquellos países en los que los datos no están disponibles, no son de suficiente calidad o están ocultos tras muros burocráticos, partes de la cadena de suministro pueden esclarecerse mediante la observación directa. Rastrear físicamente troncos desde su origen a lo largo de toda la cadena es prohibitivo, si no imposible, desde el punto de vista logístico. Pero las marcas de las troncos [véase el Recurso: marcas de troncos] pueden ayudar a identificar el origen de la madera río bajo e incluso hasta llegar a mercados en diferentes continentes.

El EIA ha identificado madera obtenida por el ejército vietnamita a lo largo de toda su cadena de suministro, desde los bosques de Laos hasta los puestos de control fronterizos y más allá, usando etiquetas exclusivas. El mismo método puede usarse en otros países, siempre y cuando las empresas y los funcionarios usen las marcas individualizadas que tienen que usar por ley y los investigadores puedan descifrarlas.

Esta metodología puede utilizarse cuando las investigaciones comienzan en esta etapa y tienen como objetivo identificar infracciones de transporte y exportación, en lugar de actividades ilegales en el punto de aprovechamiento. Por ejemplo, en Myanmar el EIA ha documentado y sacado a la luz infracciones de las restricciones de exportación de troncos por la frontera terrestre norte con China, sin necesidad de rastrear también la madera en orden inverso hasta el punto de aprovechamiento [véase el Estudio de caso 7].

También es posible que los investigadores obtengan información de conductores de camiones de troncos o gente que vive o trabaja junto a las rutas de transporte de la madera. Estas conversaciones deben entablarse con cautela, pero pueden ser productivas a la hora de determinar de dónde viene o a dónde va la madera. También puede establecerse contacto con trabajadores jóvenes en las zonas de tala, aguaderos o restaurantes. De hacerlo, es fundamental tener una tapadera que justifique tanto la presencia de los investigadores en la zona como su interés en las actividades de tala. Si los investigadores se están haciendo pasar por turistas, es razonable que hagan preguntas por curiosidad general, pero sus preguntas no pueden ser demasiado específicas ni perspicaces. Si los investigadores son o pueden parecer habitantes locales, pueden hacer ver que quieren trabajar en la empresa maderera o transportista, con lo cual podrían justificarse preguntas más a fondo.

Debería poderse determinar antes del viaje si este tipo de conversaciones o interacciones es probable que ocurran, según el itinerario y la naturaleza de la investigación. Las decisiones sobre cómo enfocar este aspecto del trabajo de campo deben incorporarse a la planificación previa al viaje [véase Recurso: mitigación de riesgos en el trabajo de campo]. Podría ser conveniente grabar estas conversaciones de forma encubierta, si el equipo disponible permite hacerlo de forma segura [véase el Recurso: cómo grabar pruebas de forma encubierta].

Incluso en aquellos casos en los que la investigación del rastro documental ya ha generado pruebas claras de ilegalidad y ha permitido establecer conexiones a lo largo de la cadena de suministro, este tipo de trabajo de campo de observación puede aportar más información. Debe considerarse como una segunda fase del tipo de trabajo de campo identificado en el apartado 7 Cómo investigar el aprovechamiento: el trabajo de campo, ya que se emplean formas similares de preparación, enfoque y mitigación de riesgos [véase Recurso: mitigación de riesgos en el trabajo de campo].

Puede ser especialmente eficaz cuando las cadenas de suministro de la madera están consolidadas y las mismas empresas que participan en la tala también venden la madera directamente a los mercados de exportación. Esto puede observarse, por ejemplo, en la República Democrática del Congo, donde Greenpeace ha identificado empresas que participan en la tala ilegal y venden troncos y madera aserrada directamente a países europeos y a Estados Unidos. Es cierto que allí la conexión con el mercado se estableció mediante métodos encubiertos y consultando datos comerciales [véase el apartado 10 Cómo seguir rastreando hasta los mercados finales], pero el trabajo de campo de observación en los puertos puede ofrecer pistas para dirigir estas etapas posteriores de la investigación.

Investigaciones encubiertas

Las investigaciones encubiertas pueden llegar a ser la metodología más eficaz en esta etapa de la cadena de suministro. Hacerse pasar por comerciantes de madera es un método que han utilizado durante los últimos 20 años Global Witness, el EIA, Earthsight y otras organizaciones con resultados considerables. Así se ha obtenido información que ha sacado a la luz los mecanismos internos de la corrupción y una visión sin precedentes de la naturaleza del comercio ilegal.

Sin embargo, llevar a cabo reuniones formales en persona y visitas encubiertas a empresas exige unos conocimientos, habilidades y experiencia considerables y conlleva un riesgo importante. Por eso, estas formas avanzadas de investigación encubierta no deben realizarse sin formación impartida por expertos. Sin embargo, si se llevan a cabo de forma remota, por teléfono o correo electrónico, los métodos encubiertos pueden usarse sin peligro sin necesidad de formación especializada. En 2010, por ejemplo, una investigación telefónica encubierta contribuyó a establecer una conexión de suministro entre Indonesia y el Reino Unido [véase el Estudio de caso 11].

A estas alturas de una investigación, ya debería haberse elaborado un perfil de empresa de cualquier empresa de interés, que incluya sus datos de contacto [véase el Recurso: cómo elaborar perfiles de empresa]. Cuando se han obtenido estos datos, los investigadores pueden establecer sin peligro un contacto remoto encubierto (por teléfono o correo electrónico). Los investigadores pueden decidir hacerse pasar por un posible comprador o vendedor de madera, por periodista o por investigador académico. Para elegir y fundamentar una tapadera es esencial llevar a cabo una investigación minuciosa [véase el Recurso: cómo elaborar una tapadera para usar en un trabajo encubierto].

A continuación se presentan algunos tipos de información que suelen poderse obtener si se establece este tipo de contacto con alguna empresa:

  • Qué especies usa
  • Qué productos vende
  • Qué volumen de productos vende
  • Cuál es el origen de la madera usada en sus productos
  • A quién o a qué países/regiones vende sus productos
  • Hasta qué punto su cadena de suministro está consolidada (por ejemplo, si se ocupan del aprovechamiento río arriba o de la exportación río abajo o ambos)

Deben adoptarse medidas para garantizar que la identidad real del investigador no pueda rastrearse. No debe usar su nombre real, ni su dirección de correo electrónico ni su número de teléfono reales. Deben tomarse anotaciones detalladas de todas las comunicaciones con las empresas y los datos obtenidos por este medio deben catalogarse adecuadamente para poder referirse a ellos en el futuro. Si desea más información sobre los métodos que pueden usarse para grabar las interacciones encubiertas, vea el Recurso: cómo grabar pruebas de forma encubierta.