4. Las cadenas de suministro

Identificar madera ilegal y rastrearla hasta el mercado requiere consultar una variedad de series de datos y fuentes de información diferentes en distintos puntos de la cadena de suministro. No existe un enfoque único para las investigaciones del comercio de madera, sino más bien un conjunto de herramientas y enfoques diferentes que pueden utilizarse, con distinto grado de eficacia, en cada caso.

Para poder comprender los dos tipos de ilegalidad y las formas de identificarlos, la cadena de suministro puede dividirse en tres grandes etapas:

Etapa 1: el aprovechamiento de la madera

Etapa 2: el transporte, el procesamiento y la comercialización de la madera, lo que abarca la comercialización desde el punto de aprovechamiento hasta el punto de exportación

Etapa 3: el mercado final

Las investigaciones pueden comenzar en cualquier punto de la cadena de suministro. El punto de partida lo determina la combinación de tres factores: la capacidad de la organización que realiza la investigación, su ubicación y las pruebas preliminares de las que dispone. Por ejemplo, una ONG con sede en el Reino Unido puede intentar seguir una cadena de suministro en orden inverso desde un producto de alto riesgo vendido en el Reino Unido. Una ONG con sede en un pueblo portuario de Indonesia puede intentar seguir la cadena de suministro tanto hasta el mercado como en orden inverso hasta el punto de origen. Como se explicó en el primer capítulo, para ser útil no es necesario que una investigación comprenda toda la cadena de suministro. De hecho, ni siquiera es necesario que determine dónde se aprovechó la madera ni que demuestre que se aprovechó ilegalmente, si puede demostrar que se procesó o comercializó ilegalmente.

En los siguientes apartados se incluye una perspectiva general de los tipos de ilegalidad que pueden producirse en diferentes puntos de la cadena de suministro, los métodos que pueden usarse para identificarlos y las formas de rastrear la madera desde su aprovechamiento hasta el mercado.