11. La evaluación de las pruebas

El objetivo principal de esta guía, así como el tipo de investigación que se ha explorado aquí, consisten en fomentar una mejor ejecución de la legislación forestal. Pero no todas las investigaciones darán lugar a un caso procesable. Aunque los investigadores se propongan reunir un conjunto de pruebas que sea lo suficientemente sólido y detallado como para emprender un procesamiento conforme a la Ley Lacey o el EUTR, podría resultar imposible conseguirlo.

En estas ocasiones, hay otras formas de que las pruebas bien documentadas y presentadas puedan usarse para fomentar la aplicación de la legislación, impulsar mejoras de las leyes e influir sobre el comportamiento del sector privado. Las opciones disponibles para la ejecución o la defensa de la legislación dependerán del tipo de pruebas que se recopilen durante la investigación, así como de su solidez.

A lo largo de su estudio, los investigadores deben plantearse constantemente si ya han llegado al límite en el que los hallazgos deben formatearse y hacerse públicos, entregarse a las agencias encargadas del cumplimiento de la ley o ambas opciones. Difundir demasiado pronto las pruebas puede ser contraproducente, ya que estas pueden no estar completas, no ser suficientes para producir cambios o limitar la posibilidad de seguir investigando. En Estados Unidos, por ley no puede aportarse información adicional sobre un caso que ya se ha presentado ante las autoridades, así que es fundamental que todas las pruebas posibles se recopilen antes de entregar un informe. Sin embargo, retener las pruebas durante demasiado tiempo puede ser igual de contraproducente, ya que su validez suele disminuir con el tiempo y los métodos y las cadenas de suministro cambian.

Por lo tanto, resulta vital evaluar constantemente la situación de la investigación, teniendo en cuenta las opciones disponibles si el caso se saca ya a la luz, por un lado, y si una investigación adicional mejorará esas opciones o no, por otro. A continuación se presentan las principales opciones que pueden considerarse para evaluar los hallazgos de una investigación.

Ejecución de la legislación

Si se demuestra que hay una conexión de la cadena de suministro desde el punto de origen hasta Estados Unidos o la UE y se tiene alguna prueba de ilegalidad, esta información puede entregarse a las agencias encargadas del cumplimiento de la ley de la jurisdicción pertinente. No es necesario que la información esté completa, dado que las agencias encargadas del cumplimiento de la ley pueden llevar a cabo sus propias indagaciones adicionales si ha quedado claro que deben hacerlo. En la UE, el componente de la diligencia debida del EUTR introduce la posibilidad de formular una acusación ante las agencias encargadas del cumplimiento de la ley incluso cuando el origen del producto no está claro. Por otro lado, cuanto más completas sean las pruebas, más probabilidades habrá de que se puedan adoptar medidas y acaben adoptándose.

Denuncia de las cadenas de suministro de alto riesgo

Cuando hay pruebas de que un porcentaje considerable de la madera de un origen concreto es ilegal, esta información puede presentarse ante las agencias encargadas del cumplimiento de la ley y denunciarse públicamente, independientemente de si hay una conexión clara con una empresa específica del mercado final o no. Estas acciones pueden ayudar a las agencias encargadas del cumplimiento de la ley en su vigilancia de las empresas que están bajo su jurisdicción y les llevarán a prestar atención a los productos de un origen concreto. Si la información se denuncia públicamente, ya sea a través de los medios de comunicación o circulando la información entre una audiencia objetivo, puede tener un efecto paralizante sobre las importaciones desde ese punto de origen. Las empresas de la UE deben actuar con la diligencia debida respecto a las importaciones, mientras que las empresas estadounidenses están sujetas a mayores sanciones si no cumplen su obligación de diligencia. Garantizar que están debidamente informadas debería empujarlas a llevar a cabo un mayor control de las fuentes de alto riesgo.

Denuncia de cuestiones fuera del ámbito de la legislación forestal

Muchas investigaciones pueden tener como consecuencia pruebas de infracciones que no entran en el ámbito de las leyes en materia de importación de madera. El EUTR y la Ley Lacey se basan en las leyes del país de origen: si los países de origen no han prohibido ciertos actos, esas leyes no pueden ponerse en práctica en los países de comercialización. Esto tiene una relevancia especial en lo que respecta a los derechos humanos y los derechos sobre la tierra. Si un país no ha reconocido por ley los derechos consuetudinarios de las comunidades indígenas sobre sus bosques, el EUTR y la Ley Lacey no pueden usarse para emprender un procesamiento por la extracción de recursos de estos bosques. Pero esto no significa que la denuncia pública de estos actos no conlleve beneficios. Si puede establecerse alguna conexión, general o específica, con la UE o EE. UU., sacarla a la luz puede cambiar el comportamiento del sector privado. Las empresas de la Unión Europea y Estados Unidos son muy conscientes del daño ocasionado a su reputación y de los riesgos de que se las asocie con abusos de derechos humanos o una pérdida de la biodiversidad.

 Denuncia de cadenas de suministro destinadas a mercados sin regular

Aunque la UE y EE. UU. representan un porcentaje considerable del comercio mundial de la madera, hay muchos otros países que importan volúmenes importantes. Estos países, especialmente Japón, China e India, suponen un porcentaje cada vez mayor del comercio de madera ilegal pero no tienen leyes como el EUTR y la Ley Lacey. Si las investigaciones nos llevan hasta estos países (y muchas lo harán), la Ley Lacey y el EUTR pueden ponerse en práctica si posteriormente la madera se vuelve a exportar a la UE o a EE. UU., pero establecer estas conexiones es particularmente difícil. Sin embargo, la Ley Lacey y el EUTR se promulgaron como consecuencia de la presión pública y, lo que es más importante, de las pruebas de la envergadura del comercio de madera ilegal. En China y Japón está aumentando la presión para que se introduzca legislación similar. Denunciar las cadenas de suministro destinadas a estos países podría respaldar estas campañas. En tales circunstancias, merece la pena no solo denunciar públicamente el caso, sino también intentar presentar oficialmente las pruebas ante los organismos gubernamentales tanto del país de origen como del de comercialización.

Investigación más profunda o amplia

En una investigación puede llegarse a un punto en el que se decida que es imposible demostrar la culpabilidad de un objetivo específico o que no hay suficientes pruebas para justificar una hipótesis. Es importante ser meticuloso y no abandonar por completo una línea de indagación demasiado pronto. Pueden lograrse avances tanto si se analizan a fondo los pormenores de un objetivo más limitado o mejor definido (ya sea una zona o una empresa) como si se amplía la indagación a una zona o una cadena de suministro mayores. Estos procesos pueden llevar a nuevos enfoques que permitan al investigador retomar el objetivo original con ideas nuevas.

Callejón sin salida

No en todas las investigaciones se obtendrán pruebas para que un caso sea procesable ni información que tenga un efecto paralizante sobre una cadena de suministro. Sin embargo, de todas las investigaciones saldrán otras; además, con ellas mejorarán el conocimiento que tienen los investigadores de las personas implicadas y las propias campañas que realicen. Si se toma la decisión de abandonar una investigación sin adoptar ninguna medida adicional, deben ponerse en práctica algunos principios simples para garantizar que el trabajo realizado no haya sido en vano. Todas las pruebas que se hayan recopilado durante la investigación, ya sean datos digitales o físicos, deben archivarse o almacenarse de tal modo que puedan recuperarse fácilmente. Además, debe redactarse un único documento en el que se resuman los objetivos, el progreso y las conclusiones de la investigación. En el documento debe hacerse referencia a las pruebas y anotarse dónde se pueden encontrar. Debe tenerse en cuenta que, lo que puede parecer un callejón sin salida, en cuestión de semanas podría convertirse en una pista candente si surge información nueva. En ese momento, ya sean semanas o años más tarde, resultará inestimable poder acceder de nuevo a la investigación y comprenderla.