9. Cómo documentar cadenas de suministro transcontinentales

El Organismo de Investigación Ambiental (EIA), por sus siglas en inglés) llevó a cabo entrevistas con autoridades, organizaciones benéficas y comunidades rusas y descubrió que la tala ilegal sistémica en el Lejano Oriente de la Federación de Rusia y el blanqueo de madera con permisos falsificados eran prácticamente un secreto a voces. El EIA analizó los registros de aduanas de la Federación de Rusia, China y Estados Unidos y descubrió decenas de empresas chinas que exportaban suelos de madera maciza a Estados Unidos, que se habían construido usando roble de estos bosques.

Posteriormente, los investigadores del EIA se hicieron pasar por importadores para reunirse con los exportadores chinos. Los investigadores consiguieron interrogar a más de 20 operarios de aserraderos y fabricantes de suelos diferentes sobre las prácticas de abastecimiento de sus compradores estadounidenses. Una de esas empresas era el fabricante de suelos de propiedad china llamado Suifenhe Xingjia Economic and Trade Company (Xingjia). En reuniones encubiertas con el EIA, el presidente y directivos de Xingjia describieron un amplio sistema de aprovechamiento ilegal en los bosques de Rusia y soborno de funcionarios rusos. Xingjia declaraba aprovechar en exceso sus propias concesiones y blanquear la madera ilegal talada fuera de sus concesiones usando permisos de aprovechamiento. Al parecer, el 90 % de sus materias primas se obtenían de otros proveedores de alto riesgo de distintas partes del Lejano Oriente de la Federación de Rusia. Una investigación adicional del EIA demostró que estos proveedores ya habían sido sometidos a investigaciones policiales e incluso procesamientos fructíferos por su participación en la tala ilegal.

Gracias a datos comerciales, respaldados por observaciones en las reuniones encubiertas en las que habían desempeñado el papel de posibles compradores, los investigadores del EIA determinaron que el principal cliente de Xingjia era una empresa con sede en Estados Unidos, Lumber Liquidators. Esta empresa, a su vez, es el mayor distribuidor especializado de suelos de madera maciza de Estados Unidos. La investigación llevó al procesamiento de Lumber Liquidators conforme a la Ley Lacey. En octubre de 2015, la empresa acordó declararse culpable de varias infracciones de esta ley. Lumber Liquidators accedió a pagar una multa de 13,2 millones de dólares (US$) y a presentar un plan de cumplimiento de las normas ambientales riguroso durante el plazo de cinco años[1].

[1] http://www.wri.org/blog/2015/10/13-million-fine-lumber-liquidators-shows-us-lacey-acts-clout (en inglés).